Para llevar a cabo una limpieza facial de manera idónea es fundamental seguir una dinámica que nos permita realizar la limpieza sin olvidar ninguna zona, empleado en todo momento los productos indicados. Desde Botike os contamos como aprovechar al máximo y conseguir una buena limpieza diaria

La piel de nuestro rostro se encuentra expuesta durante todo el día a una gran cantidad de agentes externos entre los que destaca la contaminación. A diario usamos productos de maquillaje con el fin de vernos más guapas o para eliminar y cubrir imperfecciones en nuestra piel. Estas circunstancias comentadas componen una razón de peso para llevar a cabo una limpieza diaria de la piel, eliminando así la grasa acumulada. Realiza una limpieza de tu cutis si quieres una piel luminosa y cuidada (sin imperfecciones).

Nuestra piel del rostro va sufriendo una pérdida de luminosidad en el tono de la piel, pero afortunadamente, hoy en día gracias a la gran cantidad de medios y opciones es algo que está en nuestra propia mano evitar. Podremos gracias a una buena limpieza facial.

¿Qué pasos sigo para conseguir una buena limpieza facial?

A continuación te damos unos consejos para conseguir una piel más limpia y con mejor salud.

1.      Lávate la cara con un jabón de textura suave: Con el jabón eliminarás las partículas más grandes que hayan en la piel. Evita el contacto con los ojos. Realizarlo por la noche todos los días a ser posible.

2.      Usa agua micelar:  Permite eliminar aquellas partículas de tamaño pequeño y que se  mantienen en nuestra piel, es decir aquellas que no se hayan eliminado en la limpieza con jabón. Ayudarse de un disco de algodón para su aplicación.

3.      Exfoliante: Aplicar en torno a 2 o 3 veces por semana, conseguirás eliminar la grasa y restos de suciedad de los poros, consiguiendo así una mejor respiración y limpieza de la piel.

4.      Mascarilla: Se debe aplicar una vez finalizada la exfoliación, de esta manera ayudará a un cuidado mucho mayor, beneficiándose ambas etapas de sus propiedades y ventajas. La mascarilla mejora y elimina los puntos negros de la piel

5.      Tratamiento: Una vez realizadas todas las etapas de una buena limpieza facial hay que pasar al tratamiento de la piel, en este caso cada uno utilizará el más adecuado para su piel y en función de cuáles son sus objetivos a conseguir.

No te olvides de hidratar tu piel

La hidratación de la piel es el último paso a seguir, pero uno de los más importantes si deseamos conseguir un resultado ideal en nuestro proceso de limpieza facial. Es conveniente aplicar sobre la piel del rostro un tipo de crema o mascarilla hidratante que sea realmente buena para ti, no todas las cremas son las aconsejables para todas las pieles. Si utilizas una que no sea la indicada para ti puede que no obtengas los resultados deseados y que todo el proceso realizado sea insuficiente.

La rutina de belleza es algo a seguir diariamente si se quieren obtener resultados, esta rutina se basa en elegir los productos indicados, realizar una limpieza facial posterior a la limpieza del rostro así como ser constante con la rutina de belleza elegida.

No es necesario acudir a centros de estética especializados si deseamos estar guapas y con una piel estupenda. Hoy en día existen una gran cantidad de alternativas para aplicarnos en casa y así sentirnos bien. Únicamente hay que dar con el tratamiento más adecuado y que más se ajuste a tu piel, ya sea sensible, mixta o grasa.

Botike Parafarmacia Online – Productos Parafarmacia